Stage con Léo Tamaki Sensei en Almussafes

 Sobre el Stage de Kishinkai Aikido dirigido por Léo Tamaki Sensei del fin de semana del 19 al 21 de Septiembre 2014.

Una vez más hemos asistido a un curso dirigido por el Maestro Léo Tamaki en el Kishinkai Dojo de Almussafes.

Normalmente el maestro viene dos veces a Valencia: una en los cursos de Verano que organiza en Julio y otra en Septiembre en nuestro Dojo.

El Aikido Kishinkai es el nombre que el maestro Léo Tamaki Sensei le ha dado a su estilo de Aikido. Tamaki Sensei es un excepcional artista marcial que ha estudiado Aikido con el Maestro Tamura Sensei y que ha profundizado en el estudio del Kenjutsu y el Jujutsu con el maestro Kuroda Tetsuzan Sensei. Su Aikido ha evolucionado desde lo esencial de las enseñanzas antiguas hasta la práctica en la aplicación contemporánea, combinando con acierto la efectividad en la técnica y la lógica de los movimientos marciales, sin dejar de lado las bases comunes que mantienen cualquiera de los estilos más antiguos.

El Aikido Kishinkai es pues un arte que combina el Aikido, con el Kenjutsu y el Jujutsu. Los estudios del maestro Léo Tamaki Sensei nos ayudan a evolucionar hacia un Aikido suave, en el que no ejercemos el uso de la fuerza, en el que las técnicas son ejecutadas con movimientos muy cortos, sin usar los músculos, tomando como máxima el concepto de “irimi” y uniendo la respiración con el movimiento del cuerpo.

El Viernes por la tarde el Sensei, en su afán por transmitir el hecho de que prevalece la sensibilidad sobre la fuerza, propuso unos ejercicios que ahondaban en ésta dirección. Luego trabajamos el Kihon nº 1 de Kishinkai en sus tres variantes: Maki Othosi.

El sábado, gran día por cierto, nos mostró varias técnicas que derivan del Kihon nº4 o Uke Nagashi. Primero nos centramos en perfeccionar el suburi de corte para hacer el Kihon, luego trabajamos el Kihon propiamente dicho, centrando la atención en el punto de corte (ki ai) y por último, cuando dio paso al trabajo de mano vacía, técnicas como irimmi nage o ikkio tomaban sentido desde el trabajo del kihon que habíamos entrenado.

Luego, en el ínterin de la comida, descanso y charla distendida, cachondeo… en fin, lo propio.

Por la tarde, entre otras, una técnica en concreto prevaleció sobre las demás: Ikkio ura en subari waza. Aquí quería poner un punto de atención ya que la técnica gozaba de la inconfundible firma del jujutsu que Léo tanto ha estudiado y que se transmite en su trabajo de Aikido. La variación que propuso para ura me sorprendió gratamente.

El domingo, faltaban por trabajar dos de los Kihon básicos del Kishinkai, ya que de momento habíamos hecho el primero y el cuarto, todo apuntaba a que haríamos el segundo y el tercero. Pues aquí Léo también nos sorprendió.

Primero trabajamos el segundo Kihon, haciendo hincapié en el trabajo de caderas muy bajas y kisaki alto centrando el trabajo en el ki ai, ya que muchos, como yo mismo, no penetrábamos en el cuerpo de uke como debiéramos. Luego, en vez de dar paso al Kihon nº3 Léo propuso una variación del segundo Kihon en el que una vez pinchado el cuello de uke, bajábamos a las caderas para cortar el vientre según el tercer Kihon del Kishinkai. Así pues los había mezclado con un curioso resultado: cuando pasamos a mano vacía, la misma sensación de trabajo que habíamos tenido con el sable era extrapolable a la técnica de Shiho nage. Fantástico…!!!

En fin, un curso que nos ha dado mucho material de estudio para este año.

Quería agradecer la visita desde Alicante de Manolo, un amigo Karateka que, interesado por el estudio del sable y del Aikido, se inició hace unos pocos años con clases esporádicas y seminarios, y que ha decidido profundizar en el estudio del Aikido Kishinkai en nuestro Dojo; así pues, conocer a Léo Tamaki Sensei era lo adecuado y me consta que Manolo quedó encantado.

También, como no, a mi amigo Boro, practicante del estilo Tomiki Aikido que, interesado por el Kenjutsu, no quería perderse la visita del Sensei Léo Tamaki.

image (12)

Luis, Josemari, Bernar, Manolo, Enrique, Iván, Léo, Cristian y Miguel

Además agradecer a mis amigos Luis, Bernar y Lorenzo que nos acompañaran a lo largo del curso y que disfrutaran de las enseñanzas del maestro. Yo disfruté mucho practicando con ellos, cosa que no puedo hacer con la asiduidad que me gustaría.

Por supuesto al infatigable Cristian, que tuvo la deferencia de hacerse cargo de los traslados desde Valencia hasta Almussafes y viceversa, ya que yo me vi envuelto en unas circunstancias que me superaban y tuve que hacer “ukemi” para conciliarlas con el desarrollo y asistencia al curso. Gracias Cristian.

image (10)

Josemari, Boro, Sofía, Manolo, Gorge, Jordi, Miguel, Léo, Iván y Cristian

Y a Miguel Silva, compañero de fatigas, gran amigo y gran persona, agradecerle cada minuto de entrenamiento con él que sé que también tuvo que hacer encaje de bolillos para disponer de tiempo efectivo para el curso.

Ah y al final, pero no por ello menos importante, agradecer la asistencia de mis alumnos, que son compañeros y amigos por encima de todo.

En fin, toda una experiencia que tendremos que guardar en la retina hasta la próxima ocasión.

image (13)

Luis, Josemari, Bernar, Manolo, Enrique, Iván, Vanian, Léo, Cristian y Miguel

PS: Mi hijo y mi mujer se pasaron a vernos un rato el Domingo por la mañana, cuando en una de aquellas, mientras reinaba el silencio cuando Léo explicaba una técnica en Inglés, se eleva la voz de mi hijo por encima de la de Léo y dice: “ese no habla bien”

 Un saludo a todos y en especial a mi maestro Léo Tamaki Sensei.