Archivos de la categoría Aikido Kishinkai

kishin

Kono Yoshinori Sensei

Kono Yoshinori es en la actualidad uno de los más famosos artístas marciales del Japón contemporáneo.

kono2

Kono Yoshinori Sensei

Autor de decenas de libros y vídeos sobre las artes marciales y protagonista de emisiones televisivas. De renombre mundial, es una verdadera estrella de las artes marciales.

Particularmente enigmático, siempre vestido a la manera tradicional, sobre sus “getas” de madera y sus estudios a cuestas, no pasa nunca desapercibido.

kono01

Kono Sensei con su habitual vestimenta tradicional 

Uno de sus fieles seguidores, y promotor de su gira por Europa, es Léo Tamaki, aikidoka de renombre en el panorama del Aikido Francés.

kono-tamaki

Léo Tamaki y Kono Sensei

Un punto clave en la investigación de Kono Yoshinori es su voluntad de redescubrir los secretos de sus antepasados. Desde hace tiempo enseña formas de movimiento corporales aplicados tanto a las artes marciales como fuera de ellas convirtiéndolo en un budo muy efectivo aplicado a la vida cotidiana e incluso a muchas profesiones.

Una de las aplicaciones más destacadas de su investigación y que le ha valido para extender su aplicación a deportistas y demás necesitados de técnica para el uso eficiente del cuerpo, es el Namba aruki (forma de caminar homo-lateral), la forma antigua de caminar de los japoneses hasta la era Meiji, y que Kono Sensei ha recuperado y aprovechado al máximo, exprimiendo todas sus posibilidades, como decíamos antes, no tan solo en el entorno marcial sino también en el deportivo, en el cotidiano, etc.

Kono-Yoshinori-pianoKono Sensei en una aplicación de sus estudios enfocada a la técnica del piano

Cuáles son sus estudios:

  1. Aikido de O-Sensei Morihei Ueshiba (bajo las enseñanzas de Yamaguchi Sensei).
  2. Kashima Shin Ryu Kenjutsu (versión de Inaba)
  3. Negishi Shurikenjutsu

Su aportación a las artes marciales se engloba en su Kobujutsu, desarrollado a través del estudio de estas escuelas y su experimentación personal. Llevado por muchos al terreno de la vida cotidiana, deportiva, musical, etc.

imagesKono Sensei, Kuroda Sensei e Hino Sensei

Un artista marcial que deja huella y en cuyos estudios, así como en los de Kuroda Tetsuzan Sensei y Akira Hino Sensei, se basa la escuela de Aikido Kishinkai de Léo Tamaki Sensei, a la cuál pertence el Dojo Kishinkai de Almussafes, Valencia (Spain).

Iván García Sensei, 3ºDan Aikido Kishinkai

kishin

Cómo estructuro mis clases de Aikido y Kenjutsu

El primer paso, una vez hemos saludado a O Sensei, consiste en iniciar la toma de contacto con nuestro cuerpo a través de un ejercicio de respiración en suwari waza, con el objetivo de relajar los músculos internos, masajear los órganos de la zona abdominal y ponernos en situación.

Después, un calentamiento suave, relajado, en el que continuamos sintiendo cada parte de nuestro cuerpo a la vez que estiramos en cada ejercicio. Sin perder esta sensibilidad, pasamos a realizar ukemis, muy despacio, procurando que en cada ejercicio no contraigamos los músculos abdominales, ni ejerzamos la más mínima fuerza, trabajando el giro de forma armonizada entendiendo como un todo cada parte de nuestro cuerpo.

Luego, tomamos el Ken y empezamos con el Kenjutsu. En concreto los suburis básicos. Éstos son muy importante, recuerdo que en el primer año que empecé a tomar clases con el maestro Kuroda Tetsuzan Sensei (una vez me hubo admitido como alumno en su escuela gracias a mi maestro Leo Tamaki), a lo largo de un curso de una semana intensiva en Verano, durante todas las clases de Ken, yo sólo hacía un único suburi (corte) por el lado izquierdo en el que hay que adoptar una postura muy baja y realizar cortes con mucha precisión (agotador). Pues bien, cada cierto tiempo, a lo largo de esa semana, venía el Sensei a corregirme pequeños detalles, una y otra vez durante todo el seminario, hora tras hora, día tras día. Se hizo eterna esa semana, ya que yo veía como los compañeros trabajaban katas preciosas que ansiaba aprender, pero de momento me estaba vetado, pues debía primero aprender a cortar (suerte que el maestro intercalaba el Kenjutsu con clases de Jujutsu y eso desentumecía mi espalda y mi cabeza…). De aquello ya hace muchos años, pero dejó una huella inborrable y ahora a mis alumnos les insisto mucho en que hay que saber los suburis antes de querer trabajar con compañero, aunque ésto suponga un trabajo aburrido para ellos, pues si no saben cortar no podrán trabajar ninguna kata con precisión y efectividad.

KURODA suburi

Kuroda Sensei enseñando un Suburi

Así pues, después de haber repasado los suburis más importantes, aquellos alumnos que tienen que seguir practicando algún suburi, lo hacen, y el resto pasamos a practicar algún kihon (Maki Otoshi, Yoko Guruma, Uke Nagashi, etc -comunes a muchos Ryu- o katas más elaboradas y complejas en las que se intercambian diferentes ataques y defensas a lo largo de su ejecución.

Al terminar el Kenjutsu, como no, pasamos a mano vacía y el Aikido
toma el protagonismo.

Al principio, para no perder la sensbilidad que otorga el ken a nuestra práctica, empezamos con algunos principios que considero fundamentales y que nos hacen tomar consideración del control del equilibrio de Uke así como de preservar el nuestro propio, direccionando a Uke hacia el suelo con suavidad, ligereza, sensibilidad y sin ejercer la más mínima presión o fuerza en Uke. Tomamos contacto suave y trabajamos desde nuestro centro hacia el centro de Uke, sin tirar de él ni empujar, sólo direccionando a Uke al suelo verticalmente habiéndo tomado su equilibrio desde nuestra respiración. La percepción que debe de sentir Uke es la de que es suavemente dirigido en un primer momento hacia arriba (más una sensación que una realidad física), a través del contacto y la expansión de la respiración de Tori, y luego bajado vertical y agradablemente hacia el tatami. De aquí pasamos a realizar técnicas de aikido basándonos en el principio que previamente hemos trabajado y sin abandonar esa sensación a lo largo de toda la clase.

La técnica, desde mi punto de vista, no es importate, una vez se conoce cómo se ejecuta, lo mejor es abandonar toda la rigidez que conlleva la estandarización de la técnica, y sentir dónde está el equilibrio de Uke, cómo lo puedo controlar, y qué he de hacer para no perder ese control a lo largo de la ejecución de la técnica. Ésta a su vez, perderá parte de la forma si tori se adapta realmente a uke y a sus movimientos, si siente dónde está uke y cómo se mueve y si se preocupa de no perder su propio equilibrio por el camino… De suerte que las técnicas se convierten en sensaciones reales, efectivas y se ejecutan sin el más mínimo esfuerzo.

kishin

Cómo es natural, dependiendo del nivel de cada alumno, unos trabajan en ésta línea; otros, se dedican a la técnica básica, la estandarización de la técnica y la ejecución formal. Cada cosa a su tiempo.

Para terminar, siempre Kokyu Nage y Juju Waza; y como no, un ejercicio de respiración, en este caso, en tachi waza, para cerrar la clase.

Saludamos a O sensei, luego entre los compañeros, y cada uno a su casa habiéndo disfrutado de un día más de entrenamiento.

Iván García Sensei, 3ºDan Aikido Kishinkai

kishin

Crónica del curso dirigido por Issei Tamaki Sensei

Un gran curso al que hemos asistido en el Kishinkai Dojo de Almussafes, en Valencia, con el Sensei Issei Tamaki, los días 3, 4 y 5 de Abril 2015.
.
photo 1 (3)
.
Éste maestro, sorprende por su exquisito uso del cuerpo a la hora de controlar el equilibrio de Uke. No tan preocupado por la técnica, sino por ser capaz de controlar el equilibrio del contrario y re-direccionarlo hacia el suelo sin ejercer la más mínima fuerza a lo largo de la ejecución de la técnica. Precisión que desarrolla una potente energía en la que, como Uke, te ves envuelto sin apenas notar el más mínimo tacto por su parte. Es como si desapareciera mientras tú te ves cayendo sin punto al que asirte. Impresionante.
.
El viernes por la tarde el Sensei desarrolló un trabajo de mano vacía en el que asentó las bases del contacto con Uke y la sensibilidad que habría que tener con éste a lo largo del curso. Un trabajo en el que el objetivo era direccionar a Uke hacia el suelo usando nuestro propio equilibrio y tomando el del compañero sin una forma técnica determinada, sino mediante un contato ligero, como el que usaríamos al sostener un pajarillo recién nacido entre nuestras manos, y conectando nuestro centro con el del compañero.
.
El sábado por la mañana, el Sensei nos brindó una clase de Kenjutsu en la que se pudo ver su abrumador nivel con el sable… Movimientos que recordaban a un samurái, rápidos y sutiles a la vez que suaves y mortíferos. El trabajo que intentó que perfeccionáramos fueron tanto los suburis básicos de Uke Nagashi, como los kihon de Maki Othoshi y Yoko Guruma, admitiendo diversas variaciones de los mismos. Luego, algo de Jiju waza.
.
photo 2 (3)
Iván García e Issei Tamaki
.
Al curso asistieron unos compañeros que practican Aikido Tomiki, y entre ellos se contaba el maestro de éste grupo: Claudio Miravet Sensei. Pues bien, Claudio, al terminar el entrene de por la mañana, nos invitó a visitar su Dojo y nos lo ofreció para cualquier otro curso que quisiéramos organizar. En atención a su invitación el Sensei Issei Tamaki y yo, así como algunos otros compañeros, fuimos gustosamente a ver el Dojo Daiku-Kan (“El templo del carpintero”) antes de ir a comer con el resto de compañeros.
.
Por la tarde del sábado y el domingo por la mañana, un trabajo de lo más natural tras la práctica del viernes y el trabajo del sable: mano vacía, usando el cuerpo tal y como habíamos prácticado hasta ese momento. Pues bien, el trabajo dió resultado y las técnicas sobrevenían como si sables fueran nuestras manos, y relajados nuestros cuerpos, intentado controlar el equilibrio del compañero. Sin agarres intensos ni formas estándar definidas, sino sintiendo dónde está y cómo re-direccionar el equilibrio de Uke.
.
Un trabajo en shomen, en gyako menuchi (para nikkio, fantástico), en riote dori, en riokata dori, en riokatate dori; y, en hamni handachi waza katate dori, haciéndo hincapié en el porqué de este trabajo, al igual que ushiro riokatate dori, en los que se hace necesario la intervención de Tori para provocar ciertas reacciones ante Uke que le lleven a ejecutar los agarres.
.
En fin, un curso interesantísimo, como siempre son los de Issei, y con muchas ganas de que vuelva a Valencia…
.
photo 1 (4)
“Los últimos de Filipinas”
Quería agradecer a mis alumnos su apoyo en la organización del curso, también a Luis y Javi, compañeros del Esportiu Valencia, que vinieron a aprender del maestro y entrenar con nosotros, y a los compañeros de Tomiki en especial a Claudio Miravet y a Boro Grau, que vinieron a entrenar y disfrutar de las enseñanzas del maestro Issei Tamaki; quien dijo sobre ellos que tenían una mente abierta, señal de buenos artistas marciales. Además, por supuesto, agraceder la visita de Paul Bernardin, un almuno del maestro Issei Tamaki que ha venido a Valencia para entrenar con nostros, también.
.
Muchas gracias a todos, y en especial al Sensei Issei Tamaki.
.
.
Iván García, 3ºDan Aikido Kishinkai

 

Crónica del seminario de Julien Coup Sensei

Este fin de semana hemos podido disfrutar del trabajo de Julien Coup Sensei.

Este artista marcial tiene una visión del Aikido muy interesante, en la que combina la efectividad de la técnica con una especial sensibilidad, reconduciendo a Uke con gentileza y amabilidad a la par que de forma contundente y enérgica.

.

photo 1 (2)

Miguel Silva, Julien Coup e Iván García

.

La mañana del Sábado el Sensei nos deleitó con un trabajo de Kenjutsu en el que primero planteó tres Kihon básicos, el primero Uke Naghasi; el segundo, desde un ataque de Kesa Guiri y en el que Tori pasaba por debajo del corte en la forma de Uchi cortando a la axila; y el tercero, recibiendo el ataque de Uke Nagashi por el lado izquierdo y, cambiando el rol uke/tori, entrar cortando en yokomen.

Luego, tuvo la maestría de transformar esos tres Kihon en una kata fantástica en la que se enlazaban los movimientos y que terminaba con Uke cortado después de varias tentativas.

Después de tres horas de entrenamiento, nos fuimos a comer, descansamos un rato y estuvimos disfrutando de un día fantástico sino fuera por el viento que arreciaba Valencia en esos días.

Por la tarde del Sábado y el Domingo el Sensei planteó un trabajo de mano vacía en el que trató varios ataques como Kata Dori, Shomen Uchi, Yokomen Uchi, Etc., con formas técnicas relacionadas con el trabajo previo de bokke. Los kihon de sable y las técnicas se relacionaban de forma muy agradable y veías, doquiera que miraras, a los compañeros asimilar los conceptos básicos de las técnicas. Se pudieron sentir las mismas sensaciones en el trabajo a mano vacía como si hubieran sido técnicas de kenjutsu. Fantástico!

.

20150131_181023 20150131_181032 photo 6 (1)

.

Me gustaría hacer mención, sin embargo, al trabajo específico que hizo el maestro en Hanmi Handachi Waza. Su forma de recibir el ataque, de absorber a Uke o de salir hacia la parte Ura recordaban los movimientos específicos de desenvainar el Sable de Mushashi. Muy grande y muy interesante, sin duda para estudiar con atención.

Quería agradecer a mis estudiantes su asistencia, a uno de los cursos que para mí son referencia en el año, ya que éste junto con el de Issei y Léo Tamaki conforman el porfolio técnico de mis estudios a lo largo del año, al margen de que acuda a seminarios de otros maestros de gran interés, y de los que, por supuesto, trato de aprender e integrar en mi técnica.

También hacer especial mención a mis amigos y compañeros del grupo Aikikai Valencia, que ya son asiduos a los seminarios que hacemos en el Kishinkai Dojo y por lo que les estoy muy agradecido. Son sobretodo amigos, y eso vale más que cualquier otra cosa.

Cómo no, agradecer a Miguel Silva y a Ramón su ayuda en la organización del seminario y la oportunidad de practicar con ellos.

.

photo 4 (1)

Miguel y Julien practicando Kokyu Ho

.

Y por supuesto a Julien Coup Sensei por su especial atención en la enseñanza, así como su saber hacer, su método y su técnica.

.

Iván García, Sandan Kishinkai

cartel 2 aikidos

Crónica de la práctica del sábado 20 de diciembre de 2014

Primera parte con Miguel Silva

.De diez a once y media, el instructor Miguel Silva nos deleitó con un trabajo de kenjutsu, en concreto con varios kihon de la escuela Kishinkai/Léo Tamaki (trabajo de kenjutsu que recibe gran parte de su base, del experto Kuroda Tetzusan). Se pudo apreciar claramente la evolución de Miguel en el trabajo con el ken, y se agradeció sus apreciaciones para la compresión de los movimientos. Mi valoración personal de esta práctica es hacer el trabajo sin interferir con los ataques del compañero de práctica, manteniendo simultáneamente un finísimo contacto con el ken del adversario, hasta el instante/timing en que se pasa a realizar la técnica. Finalizó esta parte con un trabajo libre de ken contra ken, en el que se enfatizó en tomar una actitud activa y hacia adelante, frente a una actitud defensiva y de retroceso.

Segunda parte con Iván García
.De once y media a una, el instructor y fundador del Dojo Kishinkai en Almussafes, Ivan García, nos deleitó con un trabajo a mano vacía. Se centró en dos conceptos principalmente: primero en cómo tomar el espacio de nuestro compañero sin que éste tenga ninguna percepción, incluso sentir una agradable sensación al ser reconducido su movimiento; segundo en ‘desaparecer’ frente a un ataque de shomen. Se pudieron sentir las mismas sensaciones en el trabajo a mano vacía como si hubieran sido técnicas de kenjutsu.
.
Importante para mi el concepto de verticalidad propuesto por Iván en los movimientos y en las proyecciones, pues de esa manera disminuimos, si no eliminamos totalmente, el uso de la fuerza en las proyecciones, pues se elimina la necesidad de empujar para proyectar al compañero. Finalizó la práctica con un trabajo de ataque y técnica libre con dos compañeros atacando simultáneamente. Respecto al instructor Iván, no puedo dejar de escribir mi admiración por su evolución en todos los aspectos, como artista marcial, como amigo, y especialmente como ser humano.
.
Oscar Canet
2ºDan

Los Kihon de Kishinkai y Oyo Waza

Los Kihon básicos de Kishinkai se caracterizan por no salir de la línea de ataque y trabajar sobre la línea central de Uke. Los hay que requieren un trabajo de “Irimi” y “Ki ai” muy destacados, y los que encauzan el ataque de Uke para luego trabajar en irimi.

El trabajo de los Kihon de kenjutsu es fundamental para entender las direcciones que luego usamos en Aikido, y para medir la sensibilidad con la que debemos trabajar en mano vacía.

Ayer hicimos algunas fotos en las que mi compañero Sergio García y yo mostrábamos algunos Kihon.

image1 (1)

Kamae

La guardia estándar en Kishinkai es en mu kamae, es decir, sin guardia.

. Sigue leyendo

Fin de semana de Aikido

Este fin de semana he tenido la oportunidad de entrenar de Viernes a Domingo, todo un lujo.
.
El protagonista de la mayor parte del fin de semana fue Francis Lorenzo Sensei 4º DAN, un budoka muy experimentado con una línea de Aikido Aikikai rematada con trazos de su propia experimentación que llevan a su Aikido a un suerte de técnica, sensaciones, efectividad, lógica y marcialidad.
.
Las formas técnicas, diferentes de las que trabajamos en Kishinkai Aikido, tienen, sin embargo, una base similar: buscando trabajar sobre la línea central de Uke, manteniendo la extensión en los movimientos, un trabajo muy importante de la cadera y los desplazamientos, y sobretodo un enfoque muy marcial no esperando nada de Uke, sino provocando que Uke reaccione al trabajo de Tori. Fantástico.
.
El Viernes el Sensei Francis Lorenzo vino al Dojo Kishinkai de Almussafes, tuvimos la suerte de que Jose Conde Sensei, organizador del curso y director de la escuela Aikikai Valencia, nos pidiera disponibilidad del Dojo para realizar el curso, y, dadas las ganas que teníamos de entrenar con Francis, dimos saltos de alegría ante la propuesta, así que allí empezó el seminario. El Sábado, el curso continuó en el Esportiu Valencia.
.
.
image1
Juan Ángel, Eugenio, Paco, Luis, Blanca, Nuria, Francis, Jose e Iván.
.
.

Sigue leyendo

Del Jujutsu al Aikido

Sokaku Takeda, de 9 años, hijo de Takeda Sokichi se encontraba estudiando Kenjutsu del estilo Ono ha Itto ryu, como uchi deshi (alumno interno) de Toma Shibuya, en el Yokikan dojo de Edo durante la batalla de Aizu por lo que sobrevive al fatal desenlace que casi termina con el clan Takeda en el castillo Aizuwakamatsu. Después de esta batalla el emperador traslada la capital a Edo que pasa a llamarse Tokio lo que inicia la Era Meiji, en ese Japón donde los samuráis habían perdido sus privilegios Sōkaku Takeda (武田 惣角 1860-1943) a pesar de ser un niño, asume su responsabilidad como cabeza del clan Takeda y decide dedicar su vida a la enseñanza de las técnicas de combate tradicionales de su familia: el Daito Ruy Aikijujutsu.

Sokaku Takeda – Dai Sensei

Este estilo de Jujutsu, del que deriva el Aikido no sólo ha marcado a éste arte marcial sino a otros como el Hapkido de Chong Yong Sul, alumno de Takeda, de difusión internacional también. Del mismo modo, el Daito Ruy es la raíz del Aikido en tanto que O Sensei desarrolló, con anterioridad al Hapkido, un arte que combinaba el Aikijutsu, el Kenjutsu y el Sojutsu (actualmente se mantienen varios conceptos tácticos alusivos a la lanza como arte descendiente del Daito Ryu Aiki Jujutsu, no solo en los gestos de entrada directa o “Irimi”, sino en el entrenamiento con el bastón medio o Jo).

Sigue leyendo

Stage con Léo Tamaki Sensei en Almussafes

 Sobre el Stage de Kishinkai Aikido dirigido por Léo Tamaki Sensei del fin de semana del 19 al 21 de Septiembre 2014.

Una vez más hemos asistido a un curso dirigido por el Maestro Léo Tamaki en el Kishinkai Dojo de Almussafes.

Normalmente el maestro viene dos veces a Valencia: una en los cursos de Verano que organiza en Julio y otra en Septiembre en nuestro Dojo.

Sigue leyendo