kishin

Kihon Kishinkai, trabajo libre.

.

Ayer practicando unos Kihon en el Dojo. En este caso, trabajamos varios Kishon encadenados con el objetivo de dar algo de libertado al trabajo de bokken (y no menos por divertirnos también).

El trabajo de los Kihon son la base del trabajo de Kenjutsu, tanto es así que nos muestran la forma en la que entender, quizá, el Kobudo, la manera de mover el cuerpo según la tradición antigua, y nos permiten desarrollar y construir nuestro cuerpo para el camino de las artes marciales.

El trabajo de los Kihon, trabajado en forma de Kata por parejas, desarrolla la efectividad, la eficacia, la rapidez, la distancia, etc., y se lleva a cabo sin aplicar ningún tipo de fuerza, desde la relajación, lo que permite trasladar el sentimiento y desarrollo adquirido a la práctica de mano vacía.

Las artes marciales tradicionales Japonesas basan su máximo exponente en el Kenjutsu y de este deriva el Jujutsu entendido desde el trabajo en mano vacía pero trabajado con el supuesto de que Uke estuviera armado, con lo que lleva el desarrollo del arte a la máxima dificultad, y requiere precisión, certeza, relajación, no-fuerza y otras virtudes que adquirimos con el aprendizaje del manejo de las armas y en particular del Ken. El Kenjutsu por tanto es la base de nuestro trabajo y de nuestro Aikido, tanto por las destrezas que adquieres de su práctica en sí misma, como por las que aporta a nuestro Aikido, que no es sino una forma moderna de Jujutsu, pero al que se le debe respetar y tratar como si de un Koryu se tratara, y esperar de él lo que los Koryu solían aportar a sus practicantes.

Iván García Sensei, Sandan (3ºDan) Aikido Kishinkai